MADRID COMESTIBLE
161 Views

MADRID TAMBIÉN ES CAMPO

IMG_8932 

Madrid no ha sido una excepción, sino todo lo contrario, en el proceso generalizado de abandono  de la actividad agraria consecuencia de una escasa rentabilidad o elevada dependencia en las explotaciones ganaderas, que se ha traducido en una falta de relevo generacional. En el caso del campo madrileño, a esas circunstancias generales se han sumado otras, como las mayores  oportunidades para encontrar otra ocupación en el medio urbano, fundamentalmente en la industria o los servicios, junto con la  mayor presión de la expansión urbanística sobre los territorios agrícolas y las exigencias medioambientales que han forzado granjas al cierre.

Todas estas circunstancias han dado lugar a un sector agrario madrileño reducido a la mínima expresión, unos 9000 agricultores si se suman las peticiones de ayuda de la Política Agrícola Común que se cursan desde la Comunidad Autónoma, pero que, en realidad, no llegan a los 2000 activos profesionales, con  un gran dominio de personas mayores.

A pesar de todo ello, se puede hablar de un sector agrario madrileño que, aunque muchas veces  arrinconado por su escaso peso respecto a las grandes cifras de la región en facturación o empleo, mantiene una oferta variada y de calidad que, prácticamente con la excepción de las  netamente mediterráneas como frutas y cítricos, incluye casi al conjunto de las producciones agrícolas y ganaderas más representativas del sector agrario nacional. El campo madrileño cubre las ofertas más significativas en las producciones ganaderas como leche, carnes y productos derivados. Sin salir de la región, es posible encontrar producciones de calidad en vinos, aceites, ajos, legumbres, hortalizas y, dadas las condiciones climatológicas, se tiene la puerta abierta a la innovación para la introducción de otras producciones como frutos secos.

Con la mirada puesta en el futuro, el sector agrario madrileño tiene en su haber dos condiciones de las que no disponen agricultores y ganaderos de otras zonas. En primer lugar, la existencia de una oferta reducida frente a una demanda infinitamente superior. En segundo lugar, la posibilidad de impulsar, en línea con lo defendido por Bruselas en la nueva reforma de la Política Agrícola Común para mejorar las rentas con las producciones locales, unos mercados cortos como la venta on line, pero, sobre todo, con mercados de proximidad, kilómetro 0, venta directa en las propias explotaciones, comercialización a domicilio, suministro a través de tiendas minoristas, restauración, grandes consumidores privados o institucionales.

Estas importantes ventajas que tiene sobre el papel el sector agrario de la región, chocan sin embargo con la existencia de una oferta escasamente organizada, infravalorada ante los consumidores, con unas estructuras envejecidas más orientadas a la salida que a la permanencia y a el futuro; y de una industria agroalimentaria local poco desarrollada en relación con sus posibilidades, no solamente por su comercialización en los grandes puntos de consumo, sino como una oferta de fin de semana en el campo para los habitantes de la región.

El sector agrario y alimentario regional tienen la obligación y la necesidad de dar a conocer ampliamente el abanico de posibilidades de oferta a todos los potenciales consumidores, de dejar de ser ese compañero desconocido. En la parte contraria, existe una demanda que no tendría la necesidad de ir a comprar fuera lo que tiene a la puerta de casa, junto con la posibilidad de diseñar con agricultores y ganaderos, de la industria agroalimentaria, la oferta más acorde con sus necesidades.

Madrid Comestible aspira a ser esa especie de puente o autopista de doble sentido entre las producciones agrarias y agroalimentarias y la demanda de la región, desde los consumidores de a pie a la restauración.

Foto de L. Gurria Z: ganado vacuno del restaurante Tonatiuh, en Daganzo (Comarca agrícola de la Campiña, Madrid)

About the author:
Has 1 Article

Periodista agrario y alimentario. Cuenta con una dilatada vida profesional como informador y analista. En la actualidad escribe, entre otros medios, las páginas agrarias y de la industria alimentaria en el diario 'El País'.

MADRID COMESTIBLE S.L.

Calle Abedul 9, 28036 - Madrid

madrid@comestible.es
+34 915 100 390

Back to Top